3 pasos para buscar empleo usando Linkedin (o cómo encontrar al cuervo de tres ojos)

3 pasos para buscar empleo usando Linkedin (o cómo encontrar al cuervo de tres ojos)

Brandon Stark en la serie Juego de Tronos tiene visiones: un cuervo de 3 ojos le mostrará el camino y le ayudará en la venganza de los amos de Invernalia. Su viaje en búsqueda de semejante bicho parece una utopía y muchos dudan de su objetivo. Después de un arduo viaje logra encontrarlo.¿Metáfora con la búsqueda de empleo en Linkedin? 

Y es que Linkedin, aunque sea por mera estadística, está lleno de seguidores de la serie Juego de Tronos (me incluyo).  Y muchos de ellos estarán también en búsqueda activa de empleo, de nuevos retos profesionales, desempleados, en suma, buscando su cuervo de 3 ojos particular. Son distintas definiciones,  la misma situación. Y si se quiere cambiar esa situación hay que actuar, moverse, ¿verdad Brandon?

La primera pregunta que os haría sería la siguiente: ¿Tenéis contactos en Linkedin? Igual es el primer sitio en que empezar a buscar vuestro nuevo futuro profesional…

Para empezar indicar que no todo el mundo podrá conseguir empleo a través de Linkedin, pero todos podemos y, es más, debemos intentarlo. Lo fácil resulta decir “que no te vendan la moto, cómo vas a conseguir trabajo con Linkedin”. Lo que procede contestar es que para lograrlo primero habrá que intentarlo.

A partir de aquí que se abstengan de leer los que pensaban que iba a ser sencillo. Pero, ¿acaso usando otros medios nos vienen a buscar a nuestra casa para trabajar? Me parece que no es muy habitual y si lo es qué afortunados que sóis…

Y es que como todo, requiere esfuerzo y constancia (inciso de Juego de Tronos: Brandon contaba con movilidad reducida, pero con una mentalidad luchadora, y por supuesto con el adorable y servil Hodor) Dicho esto, os digo que puede que no lo consigáis. Pero antes de sacar conclusiones de si merece la pena Linkedin para ese objetivo contestemos a la siguiente cuestión: ¿hemos intentado trasladar a esos 500,1000,2000,5000…contactos que tenemos en Linkedin nuestra nueva situación y sobre todo, perspectivas y experiencia?Cuando lo hayamos hecho y veamos los resultados, podemos comentar…

Primera etapa: nuestros contactos

Desgraciadamente cuando  se está en esa etapa de búsqueda de empleo se dispone de tiempo, de demasiado a veces. De acuerdo, pues démosle la vuelta a la tortilla y aprovechemos ese recurso en Linkedin.

Lo primero que debemos de pensar es que tenemos un número x de contactos hechos a los que podemos DIRECTAMENTE contar nuestra nueva situación y  vendernos como su mejor opción ante una hipotética necesidad de contratación y/o colaboración. Algunos se plantearán que ese contacto que tienen no les va a poder ayudar, pero ¿y los contactos de ese contacto? ¿o sus conocidos que igual ni están en Linkedin? Hablemos con esas personas, tenemos una vía directa de conexión, no lo olvidemos…

¿Y cómo contacto con ese profesional? pregunta de 1º de Linkedin que deberíamos tener más que clara. Si queremos seguir a través de Linkedin la gestión tenemos la opción de enviarle un mensaje, y si queremos dar un paso más en la “desvirtualización” tal vez encontremos más datos en la Información de contacto.

Segunda etapa: nuevos contactos

Aparte de exprimir al máximo nuestra mayor o menor red de contactos ya hecha antes de estar en la nueva situación de desempleo, no debemos de perder de vista la búsqueda de nuevos contactos que nos pueden interesar.

Tal vez sea el momento adecuado de contactar con el responsable de RRHH de esa empresa en la que siempre hemos querido trabajar o de conocer al CEO de ese proyecto emprendedor tan chulo en el que quisiéramos colaborar. Bien pensado, pero usaremos siempre la cabeza y la educación, o traducido al lenguaje de Linkedin: invitaciones con gancho y/o presentaciones.

No me cansaré de recalcar la importancia de invitar no sólo con sentido e interés (se supone que algo hemos visto en un perfil cuando damos al botón de Invitar) sino también con “gancho”. Llamémos la atención desde el primer momento, es decir, desde el mismo texto de la invitación.

Y si una invitación nos parece demasiado fría, tenemos la opción de que alguno de nuestros contactos nos presente. Eso hace menos frío el encuentro y por supuesto es una forma sumamente educada de dirigirse a una tercera persona. Ah, no sólo está disponible esta opción para el mundo anglosajón (pequeño comentario sarcástico dirigido al público latinoparlante…)

Tercera etapa: creación de marca personal

La tercera vía aparte de usar la interacción con los contactos que ya tenemos y conseguir ampliar nuestra red de contactos es un complemento necesario a las anteriores.

Y es que Linkedin nos permite ir creando una marca personal y de calidad en torno a nuestra figura y lo que queramos resaltar de nuestro perfil. Actualizaciones, publicaciones, pertenencia a grupos, interacciones en temas de otros contactos…Todo esto nos lo permite esta red y no debemos desaprovecharlo. Sirve además para estar al día de lo que se cuece en nuestro sector y poco a poco ir granjeándonos una reputación adecuada.

Después de leer todo esto, os cuento un caso en el que apareció un cuervo de 3 ojos: y es que mi trabajo actual en Enviroo surgió por Linkedin (y conozco más casos). Por supuesto, siempre existirán voces dudando de esto que digo pero ese tipo de público existió, existe y existirá. No creo que hayan llegado hasta aquí leyendo…

Como resumen, animaros a que trabajéis vuestro Linkedin complementándolo si queréis con otras vías, y saldrán resultados. Ah, y por supuesto, si os puedo echar un cable para ser más en Linkedin, hablamos (quizá pueda contratarlos, como decía la presentación de la mítica serie “The A-Team”). No lo dejéis, el invierno se acerca…

Gracias por estar ahí. Seguimos conectados 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *