Intrusismo en LinkedIn: dimes y diretes

Intrusismo en LinkedIn: dimes y diretes

Mi casa es tu casa, los amigos de mis amigos son tus amigos.Expresiones que muchas veces sirven para introducir en nuestros círculos de amistad a otras personas inicialmente desconocidas. Y llevado esto al terreno profesional, ¿en qué momento abrir la puerta de nuestro hogar en el universo LinkedIn?

Hace poco me llegaba un comentario sobre una persona que le había parecido un comportamiento un tanto intrusivo el de otro profesional llamándole por teléfono con la excusa de que eran contactos en LinkedIn. No pude evitar un pensamiento y posterior pregunta: ¿Para qué estamos en LinkedIn?

Evidentemente sin ponernos en la conversación exacta ni las formas de cómo se abordó por ambas partes dicha posible tertulia, partimos de una premisa. ¿Sabemos lo que hacemos cuando abrimos nuestra puerta de LinkedIn a otros usuarios aceptando su invitación a conectar?

En primer lugar estamos permitiendo acceder a toda la información de contacto (más o menos amplia) que hemos previamente configurado. Si hemos configurado información como esta hay que tener en cuenta que TODOS nuestros contactos de primer nivel podrán acceder a ella:

En los años que llevo trabajando con LinkedIn se cuentan con los dedos de la mano las veces que un contacto me ha llamado directamente (sin una previa gestión, mensaje o intención primera en esta red) para “invitarme” a algún tipo de sinergia. En ese caso (y supongo que por mi carácter) me hubiera sorprendido un poco pero supongo que hubiera aplaudido su “atrevimiento” a una gestión tan fría. Otra cuestión es que con una gestión de tanta frialdad consiga buenos resultados. Mi opinión es que no será la mejor opción, pero es una opinión…

De todas formas, una llamada a un contacto con el que ya hemos intercambiado información en LinkedIn por diversas vías (intercambio de comentarios en una publicación, mensajes privados, mensajes InMails…) no la veo en absoluto como un intrusismo en la gestión profesional de ese otro usuario. Simplemente es un “tirar del hilo” y buscar opciones que parecían en algún momento de interés.

En esa línea pregunta que va al aire: si hemos mandado un mensaje a un contacto y hasta hemos visto que lo ha leído, ¿porqué no escribirle o llamarle para saber sus impresiones? ¿acaso no va a saber de qué le estamos hablando? Propongo ser intrusivos pero educados, como aquel que encuentra la puerta abierta y sigilosamente empieza a entrar y diciendo en voz más o menos alta aquello de “Hola, ¿hay alguien en casa?”. La respuesta es que sí, hay gente en casa y han abierto su puerta profesional, la de LinkedIn.

Esto no es una red para vivir cada cuál en su bunker profesional, esto es una red colaborativa y hasta cierto modo intrusiva. Y si no os gustan los intrusos que se os cuelan no será necesario en la mayoría de los casos que llaméis a la policía, tenemos armas de sobra para deshacernos de semejantes spammers (si así los llegamos a considerar). Recordad, un contacto NO es para toda la vida. Y menos para la profesional.

Bueno, me despido, acabo de ver una puerta abierta de un contacto en LinkedIn. De forma educada voy a entrar a ver qué sucede. Mientras me pregunto, no sin cierta emoción, si estoy siendo intrusivo empiezo a balbucear… ”Hola, ¿hay alguien en casa?”

#entrevistandoaprofesionales Limpiezas Morales

#entrevistandoaprofesionales Limpiezas Morales

¿Es LinkedIn el canal adecuado para tu negocio? una pregunta que muchos profesionales y empresas seguramente se estén planteando. Os proponemos una interesante minientrevista con dos profesionales a cargo de una empresa de limpieza profesional (https://www.limpiezasymorales.com/) Y que además, hacen una gestión de lo más pulcra en LinkedIn para mejorar en su gestión.

#entrevistandoaprofesionales Fernando Milla

#entrevistandoaprofesionales Fernando Milla

Tercer profesional al que tengo el gusto de presentaros en estas mini entrevistas. Palabras como estrategia, innovación, Lean Startup, design thinking, emprendimiento están asociadas inexorablemente con el perfil de Fernando Milla, un gran profesional que a través de su proyecto http://www.estrategialean.com podréis conocer mejor. Y con esta entrevista de aperitivo, por supuesto…

Moda otoño en LinkedIn: las tendencias más profesionales

Moda otoño en LinkedIn: las tendencias más profesionales

No sé si LinkedIn se deja llevar por el mundo de las pasarelas pero de vez en cuando renovar vestuario y complementos ayuda. Y llegado el otoño es buen momento para ello porque llegan nuevos aires, nuevas modas. Esta brisa otoñal parece que ha supuesto una vuelta de turca al look profesional de LinkedIn. Aquí os van algunas tendencias de lo más chic para vuestro quehacer de LinkedIn…

No es que esta red profesional haya pegado un cambio brutal en su estética pero pasito a pasito se va haciendo más atractiva estéticamente hablando. Y es que LinkedIn también tiene su corazoncito y le gusta ponerse atractivo para su público. Y es que más de 500 millones de ojos viéndote bien merecen un paseo por la pasarela de las tendencias estéticas.

Aquí van algunos looks interesantes otoñales a tener en cuenta en LinkedIn:

Dime con quién andas y te diré quién eres:

O al menos a quién sigues. Ya sabíamos la diferencia entre contactos y seguidores y cómo podíamos “limpiar” nuestro time-line de seguidores que no nos aportaran valor. Pues bien, ahora LinkedIn nos da una nueva opción también interesante. En concreto, entrando dentro de la pestaña de Seguidores (dentro de las recomendaciones de mejora de nuestro feed) nos ha añadido la opción de elegir temáticas que nos interesen para mantener nuestro “muro” de la forma más atractiva posible. Atractiva para conseguir sinergias, seguir a gente interesante, buscar objetivos profesionales…

Aquí podéis ver los pasos a seguir exactamente:

Aunque los grupos se vistan de seda, ¿grupos se quedan?

Vaya cambio de look que le ha introducido LinkedIn a sus grupos. Queda camino por hacer para hacerlos más interactivos y virales a mi modo de ver, pero este es un primer e importante paso. La apariencia dice mucho (de ahí la pregunta del título del apartado) y en este caso no sé si la mona se quedará igual. Un look más atractivo como el que muestran los grupos contribuye a que sean más fáciles de interactuar y visualmente más atractivospara sus componentes, como podéis ver.

Por supuesto, se pueden introducir complementos que hagan más lujoso el vestido de nuestra mona (perdón, grupo). Por ejemplo, no estaría de más la opción del botón “Compartir” en las publicaciones de los grupos. ¡Que se entere todo el mundo de lo que se cuece en estos interesantes foros de debate!

El dinero no hace la felicidad, pero algo ayuda:

En ocasiones hemos hablado sobre cuentas Premium. En mi caso os hablo especialmente sobre la cuenta Sales Navigator, una cuenta especialmente dirigida para eso: para trabajar más acertadamente y aumentar las ventas.

Bien, pues también en esta cuenta se ha apuntado LinkedIn al look otoñal. Un look sobre todo enfocado en un cambio estético de la información que aparecen en los perfiles de un profesional. Esa información ahora permite de un primer vistazo encontrar ya cuestiones tan interesantes como añadir notas o etiquetas, ambas prestaciones de gran valor en gestiones ordenadas de contactos.

Y si seguimos bajando en el perfil encontramos de otro vistazo información chula estéticamente, pero sobre todo, interesante desde el punto de vista comercial. No sólo vemos los contactos en común, sino la actividad reciente y lo que la cuenta Sales Navigator define “Tu ruta hacia el éxito”: las personas intermediarias que nos pueden presentar a ese contacto de forma más directa.

Un look atractivo y que puede captar muchas miradas en la pasarela de LinkedIn, ¿no os parece?

El saber no ocupa lugar, ¿o sí?

Claro que ocupa lugar. Y tiempo. El que podemos invertir en mejorar nuestras aptitudes y capacidades. Para esto LinkedIn hace tiempo que tiene un vestuario o línea específica: la de su formación particular en formato píldoras formativas. Os suena LinkedIn Learning, ¿verdad?

Bien pues si estamos en búsqueda de empleo (término que ya sabéis no me encanta precisamente) y usamos la opción “Empleo” de LinkedIn podemos ir no sólo viendo empleos que nos interesen, empresas con vacantes publicadas en LinkedIn y más cosas.

Concretamente, en el apartado inferior de esta opción LinkedIn nos muestra una sucesión de cursos más que interesantes que desde Learning podemos visualizar y aprender. ¿Temáticas? de lo más variadas y atractivas. Como muestra un botón. Botón o botones que os pueden servir para ir confeccionando vuestro vestidor de la forma más atractiva posible.

Yo ya estoy probando cosas y viendo cómo me quedan. Y vosotros, ¿qué os parecen las novedades de LinkedIn en su catálogo de otoño profesional? ¿Os encontráis cómodos con estos nuevos looks?

¿Tenéis algo que contar en LinkedIn? probad a grabarlo

¿Tenéis algo que contar en LinkedIn? probad a grabarlo

Como muchas cosas en estos últimos tiempos, el ponerse delante de una cámara se está extendiendo y popularizando. Un recurso que bien utilizado puede darnos mucho juego en LinkedIn. ¿Queréis conocer opciones para que vuestro público le de al play?

Desde que hace unos meses LinkedIn ha habilitado la opción de compartir vídeos en nuestro time-line se ha abierto una estupenda caja de Pandora para diversificar y contar nuestra actividad profesional o compartir contenido de interés. ¿Qué tendrá el play que nos llama tanto a hacer click?

Subir vídeos de otros profesionales

Si todavía no estamos muy preparados para ponernos delante de una cámara y contar cuestiones profesionales, podemos empezar compartiendo contenido interesante de otros y que, por ende, sirva para ir fomentando debate, creando marca personal y trabajando con las opciones de LinkedIn

Un ejemplo: estás buscando empleo y quieres ir compartiendo cuestiones referentes a procesos de selección. ¿Porqué no compartir el vídeo de Mayte García Caneiro CASP el video curriculum creativo?

¿Y si empiezo grabándome?

Todos tenemos un móvil con nosotros. Y eso ya es un arma de grabación que bien utilizada puede servirnos para romper el hielo. Yo ya lo he utilizado en diversas ocasiones, pero como ejemplo os dejo un vídeo de mi contacto Javier Fernandez-Font Pérez que es un maestro en el uso de grabaciones propias para diversificar y promocionar su actividad.

Usar sistemas de grabación

Seguro que habéis visto alguna vez tutoriales de distintas herramientas, procesos, programaciones informáticas en YouTube, por ejemplo. Y más de una vez os habéis dicho: “Pues yo sé mucho de tal materia y podría explicarlo de forma similar” Pues existen herramientas que nos pueden ayudar a ser “profes” de esa especialidad que tanto dominamos.

Si os animáis a ensayar, os animo a usar la herramienta UseLoom que es muy intuitiva y os permite grabar pequeños vídeos de vuestra actividad en vuestro ordenador de hasta 10 minutos. Podéis ver cómo funciona en este enlace.

Y, por supuesto, que te graben:

Eso sí, dejándolo en manos de grandes profesionales de la grabación y edición de vídeos (que haberlos, haylos…) y teniendo claro qué vamos a contar y para qué público. Con esas premisas es con las que he empezado las mini entrevistas de los vídeos #entrevistandoaprofesionales que podéis encontrar en mi canal de YouTube (otra cuestión a tener en cuenta si vamos acumulando material audiovisual. Un ejemplo de entrevista es esta que os muestro con Paula del Estal, cofundadora del proyecto English Getaway.

Estos son algunos caminos para fomentar el uso del vídeo en vuestro LinkedIn. Puede haber más e inexcrutables. ¿Qué tal si los grabáis y nos los contáis?

Gracias por estar ahí. Seguimos conectados 🙂

Doble faceta en tu perfil: Jeckyll profesional y Hyde experto

Doble faceta en tu perfil: Jeckyll profesional y Hyde experto

Hace tiempo que no escribía un post. Y ya tenía un poco de mono, la verdad. Estas semanas han sido de bastantes cursos y charlas de LinkedIn donde contrastas experiencias con profesionales de distintos sectores y cada uno con su experiencia y cuestiones sobre LinkedIn. Y fruto de una de esas disertaciones en estas sesiones, os propongo este post. ¿Tienes varias vertientes profesionales? ¿Cómo trabajarlas en tu gestión en LinkedIn?

Varias marcas, un solo perfil

Suele ser un tema recurrente en muchos cursos el plantear qué poner en el perfil para promocionarse. Especialmente en el caso de profesionales con distintos sectores a los que dirigirse.

Desde el propio titular podemos dirigir a nuestro público hacia tantos sectores como nos interese (y nos deje resaltar nuestro titular, claro está, que no es ilimitado). Ese será el primer paso donde captar la atención de nuestros posibles seguidores, clientes, empleadores, colaboradores…

Sirvan como ejemplos titulares de profesionales más que interesantes y que ya nos enfocan hacia sus potencialidades:

Project Manager / Comercial / Comunicación Corporativa y RR.PP. / Técnico de diseño / Producción / Calidad / Logística . ¿Quién se esconde tras este titular?

Ricardo Muriel

Speaker, formador, consultor, autor y explorador en Diseño, Emprendimiento y Economía Circular. Experto UNEP ¿Y detrás de este título?

Nicola Cerantola

Estrategia | Innovación | Lean Startup | Emprendedor | Design thinking | Scrum | Mentoring | Formación PMP ¿Qué profesional se presenta así?

Fernando Milla Fernández

Actividad para distintos públicos, misma estrategia

Y si tenemos varios sectores a los que dirigirnos, ¿les contaremos lo mismo a unos que a otros? Pues está claro que tenemos varias fuentes de las que beber y, por lo tanto, ofrecer a nuestro variado público.

Si os sirve de ejemplo, en mi caso, hablo de varias cuestiones a mis contactos, como sabéis. Por un lado me gusta comentar y compartir información sobre medio ambiente y emprendimiento. Por otro lado, tenemos mi faceta sobre LinkedIn donde comparto información sobre esta red y sobre las actividades que desarrollo en este campo. Creo que son perfectamente compatibles como veis a continuación:

Evidentemente, aparte de mis “temas” hay otra mucha información y sectores que me parecen muy interesantes y de los que se comentan en esta red que me pueden llamar la atención. Incluso, que me apetecería comentar, recomendar o compartir. Pero muchas veces lo dejo pasar ya que corremos el riesgo de liar a nuestra audiencia si un día hablamos de emprendimiento, otro de arquitectura, al siguiente de economía y también de LinkedIn. ¿A qué estamos?

Gestiona tus contactos según la marca que vendes

Y como tercer paso para gestionar esta dualidad (o múltiple) personalidad profesional que puedes tener, es conveniente tener claro cómo dirigirnos a ese posible público (o futuro público) que vamos a contactar.

Por ejemplo, a la hora de enviar invitaciones personalizadas tendremos que tener claro qué estamos ante públicos distintos a los que vamos a “vender” un mensaje distinto. Pero en absoluto incompatible.

Lo mismo si compartimos información en grupos. Podemos estar hasta en 100 grupos y que, por supuesto, pueden ser de temáticas distintas.

 

Como veis, hay manera de tratar esa bipolaridad (o multifaceta) con nuestra gestión en LinkedIn. Es cuestión de pararse a pensar un poco en lo que comunicar, a quién y cómo en esta red. Hay mucho público para cuestiones de interés que seguro que comentará el Doctor Jeckyll. O Mr. Hyde, que también tiene su público 🙂

Si yo mandara en LinkedIn, cambiaría…

Si yo mandara en LinkedIn, cambiaría…

No es que haya empezado la semana reivindicativo, o simplemente protestón, sino más bien que me gusta compartir y usar LinkedIn como altavoz para mejorar, o solamente opinar, sobre esta gran red profesional. Os propongo alguna cuestión que Jorge Suárez González cambiaría en esta red. ¡Bienvenid@s a la república independiente de mi LinkedIn!

Aunque no estamos en época pero como si de una carta a los Reyes Magos se tratara, os propongo un debate en el que pidamos como usuarios de LinkedIn que somos distintas cuestiones: desde aspectos a incluir para potenciar la red a directamente cuestiones que no nos gustan o nos hacen más difícil el manejo de esta gran herramienta. A mí se me ocurren algunas…

Organizador de perfiles:

¿Alguien se acuerda de esta función?

 

Nos permitía algo tan sencillo como tener medianamente organizados nuestra red de contactos, agruparlos por etiquetas e incluso seleccionar a los que nos interesaba y enviarles mensajes directos. Casi nada…

Ahora esas prestaciones podemos tenerlas (algunas de ellas) en opciones Premium como la Sales Navigator. Os muestro cómo se etiquetan contactos en esta cuenta Premium, por ejemplo:

Organización de los mensajes:

Hemos visto ya alguna cuestión que podría servirnos de más utilidad para organizar nuestra red de contactos. ¿Y si pudiéramos organizar más eficazmente también nuestros mensajes? Realmente con una cuenta básica tenemos pocas opciones para no perder las gestiones conseguidas o que esperamos conseguir con nuestra red de contactos.Y es que es muy sencillo despistarse con las opciones de los mensajes entre poner una gestión como no leída o leída sobre todo cuando tenemos un buzón activo en LinkedIn.

 

Soluciones: aparte de archivar los mensajes o tener una cuenta Premium donde etiquetar a los contactos con que mantengamos gestiones efectivas, ¿qué tal la opción de poder tener carpetas que fuéramos personalizando con esos mensajes interesantes?

Más visibilidad en los debates de grupos:

¿Cuánto intervenimos en los grupos? ¿Pertenecemos a muchos y hablamos en pocos? Tal vez una de las razones de no hacerlo sea que “no se ve” lo que comentamos.

Parece ser que LinkedIn está pensando en dar más viralidad a lo que se publica en los grupos. Espero que parte de esa visibilidad sea para mostrar parte del potencial que hay en muchos grupos más que interesantes.

Ahora mismo si publicamos un debate en un grupo de LinkedIn sólo podemos recomendarlo o comentarlo. ¿Porqué no darle la posibilidad de compartirlo, por ejemplo, en nuestro feed?

Validaciones de aptitudes y conocimientos:

Realmente es una opción que LinkedIn nos ha incluido en el perfil y que tenemos que vivir con ella (espero se pille el tono sarcástico de lo mucho que me convencen). Asumiendo que esto es así, lo que sí podemos hacer es reordenarlas y adaptarlas más a la imagen que queremos transmitir. Para eso mejor optemos por editar e incluso borrar aquellas que no nos convenzan o aporten nada de interés en nuestra trayectoria profesional.

Incluso seguir los consejos que LinkedIn nos ofrece sobre avisos de nuevos contactos que nos quieren validar (sin conocernos siquiera) alguna aptitud o sobre nuevas aptitudes sugeridas a incorporar.

 

Este es un post abierto y participativo en el que he enseñado la “patita” mostrando algunas cuestiones de esta red que YO cambiaría. Pero yo soy yo y mis circunstancias profesionales y seguro que hay muchas otras propuestas interesantes entre los usuarios de esta red. ¿Os animáis a compartirlas?

Gracias por estar ahí. Seguimos conectados 🙂

¿Quieres tener tu tamagotchi en LinkedIn? pues créate un grupo…

¿Quieres tener tu tamagotchi en LinkedIn? pues créate un grupo…

Bichitos, mascotas, entretenimientos… el calificativo da igual. La cuestión es que esos inventos denominados Tamagotchis obligaban a sus “dueños” a estar permanentemente atentos a su evolución. Si tenían hambre, sed, lloraban, dormían… la cuestión era mantener la atención de sus usuarios. LinkedIn también tiene sus propios tamagotchis. ¿Quieres uno? pues crea un grupo y “disfrutarás” todos sus placeres.

Para empezar, ¿sabéis que todos los profesionales de LinkedIn pueden crear un grupo? Pues sí, así es. Y además es súper sencillo. Esto no va a ser lo que nos convierta en adiestradores de Tamagotchis precisamente. Los pasos son así de sencillos:

1.- Entramos en “Productos” y seleccionamos la opción “Grupos”

A continuación entramos en la opción “Mis grupos” (suponiendo que pertenezcáis a alguno ya…)

Ahí ya vemos en la parte derecha la opción “Crear un grupo”

Al entrar tendremos que rellenar los datos siguientes de la plantilla:

  1. Vista previa
  2. Título del grupo
  3. Logotipo
  4. Descripción
  5. Reglas del grupo (recomendable ponerlas)
  6. Tipo de grupo (estándar o no publicado)

Sencillito y rápido, ¿verdad?

Bueno, hasta aquí sería el nacimiento del bicho, llamémosle así. Ahora viene lo divertido y lo que hay que valorar si efectivamente nos interesa para hacer el esfuerzo.

Dotarlo de contenido

Evidentemente un grupo de la temática que sea debemos dotarlo de contenido específico (se presupone que previamente habremos hecho los deberes y habremos pensado temáticas a comentar y de donde nos vamos a nutrir de ellas). Para esa dotación pueden sernos de ayuda los lectores de RSS, de los que ya hablamos en ocasiones. Un buen ejemplo sería Feedly. (https://feedly.com/)

Ah, y por supuesto, el tamagochi quiere comer desde el primer día con lo que hay que tener contenido preparado desde que creemos el grupo. Sobre todo, teniendo en cuenta que al principio el grupo seremos nosotros, nuestra sombra y nadie más. Poco a poco iremos consiguiendo gente que se una pero habrá que atraerlas con algo…

Dotarlo de miembros

Podría ser el primer paso antes de dotarlo de contenido, pero entraríamos en un debate tipo quién fue primero si el huevo o la gallina. La cuestión es que tenemos que tener público a quién contarles lo bueno que se van a encontrar en nuestro grupo.

Una opción bastante interesante para conseguir los primeros adeptos es ir comentándolo con nuestra red de contactos. Se supone que ya tenemos “confianza” para contarles una nueva opción profesional.

Lo podemos hacer directamente desde el propio Grupo o bien, usar nuestro buzón de mensajes con un mensaje personalizado, por ejemplo.

 

Mantenimiento periódico

No pensemos que teniendo ya un público que forme parte de nuestro grupo y dotándolo de contenido periódico ya hemos terminado con la gestión de nuestro tamagotchi particular. Nada más lejos de la realidad.

Y es que debemos de estar pendientes de publicaciones que se vayan haciendo (por parte de otros miembros), moderando su contenido, permitiendo la admisión de nuevos miembros (si lo tenemos configurado con previa admisión), etc…

Esto es una pequeña muestra de lo entretenido que puede ser tener un grupo en LinkedIn y gestionarlo. El esfuerzo seguramente merezca la pena pero no me negaréis que no os vendrá más de una vez a la cabeza esas creaciones llamadas tamagotchis. A propósito, os voy dejando, que mi tamagotchi particular está llorando. ¿Qué le pasará ahora?

¿Necesitas contratar profesionales con LinkedIn? Profinder te ayuda… (o ayudará)

¿Necesitas contratar profesionales con LinkedIn? Profinder te ayuda… (o ayudará)

Y es que Linkedin nos tiene preparada una potente herramienta para poner en contacto a profesionales y fomentar las colaboraciones y los negocios. Se trata de Profinder, una opción más que podremos usar para tener una gestión sin intermediarios con profesionales o para ofertar nuestros servicios. De momento, en España tendremos que esperar pero podemos ir viendo cómo funciona. ¿Os interesa?

Tal como os indico, de momento Profinder está disponible ya en otros países (esto es práctica habitual de Linkedin), pero a nosotros nos tocará esperar un poco. Sin embargo, podemos ya ir brujuleando un poco para conocer su funcionamiento y las posibilidades que nos ofrecerá una vez desembarque en España. Vamos paso a paso:

Dónde la encontramos

En primer lugar, situémonos en Linkedin y busquemos desde la opción de Productos:

 

Una vez que hemos accedido tenemos que tener claro que Profinder nos puede interesar por dos razones:

1.-Para vender nuestros servicios como profesionales y que el público de Linkedin pueda conocer nuestros servicios, es decir, convertirnos en un usuario Profinder,ó,

2.-Para buscar a un profesional al que encargarle un servicio de forma más directa, (pej, estamos creando un nuevo producto y queremos un diseñador gráfico para que nos ayude con un logo)

Veamos ambas opciones cómo funcionarían:

Convertirnos en Usuarios Profinder

Lo poco que a día de hoy desde España podemos hacer en ese sentido se resume en estos 3 pasos:

 

Al pinchar en la opción “Are you a Pro?” nos llevará a la siguiente pantalla para Aplicar:

 

 

Y hasta ahí podremos hacer como veis en el mensaje que Linkedin nos traslada:

 

 

Tendremos que esperar para darnos de alta en esta interesante herramienta. Sin embargo, podemos hacernos una idea de cómo funciona en el siguiente apartado.

Contactar con servicios de profesionales

Pues podemos estar al otro lado y necesitar en un momento dado un servicio de un profesional. Vamos a ver cómo funcionará Profinder llegado el caso:

Podemos inicialmente usar el buscador que Profinder nos propone pero yo prefiero dar un vistazo a todas las categorías entrando en “See all services” como podéis ver:

 

De esta manera, de un vistazo observamos las distintas categorías y servicios donde podremos encontrar profesionales (marketing, legal, contabilidad, coaching…)

 

Una vez hemos encontrado el servicio para el que necesitamos un profesional, pinchamos en él (pej, diseño de un logotipo para nuestro proyecto). La primera pantalla que deberemos cumplimentar será intentando precisar el desarrollo de lo que pides (en este caso, el diseño del logo):

 

Lo siguiente que nos solicitarán será información sobre el estado de nuestro proyecto y los plazos en los que precisaríamos que el logotipo lo tuviéramos ya añadido.

 

 

También nos pueden pedir información sobre cómo nos podríamos relacionar con ese profesional (en persona, on-line…), sobre tipos de software o herramientas que estemos usando relacionadas con el servicio en cuestión. Aquí lo vemos…

 

 

Por último, nos pedirán algún dato más y describir algún detalle (campo obligatorio). Igualmente tendremos que poner una ubicación geográfica (habréis visto que he puesto un código postal de Philadelphia):

 

 

Y con esto, ya Linkedin y su herramienta Profinder nos mandarán profesionales que nos puedan interesar para ese servicio que demandamos. Una relación directa y en la que podremos trabajar de forma bilateral con las ofertas que más nos interesen.

 

 

Esperando que este nuevo servicio pronto esté operativo en España ya que seguro que dará más opciones a sinergias. Profesionales, por supuesto.

Gracias por estar ahí. Seguimos conectados 🙂