¿Empezando a caminar en Linkedin? Fácil distraerse y caerse…

¿Empezando a caminar en Linkedin? Fácil distraerse y caerse…

Todos hemos tenido unos comienzos en esta red profesional, hemos tenido un día que abríamos una cuenta en Linkedin y nos encontrábamos de bruces inmersos en un mar de contactos, noticias, mensajes, todo ello profesional… Fácil desorientarse, ¿no?

Para lograr una orientación y, sobre todo, una optimización de tiempos en esos primeros pasos, es necesario no perderse en ese mar de información que puede llegar a ser Linkedin y tener claras varias premisas.

Enseñar quiénes somos

A mi juicio uno de los primeros pasos a dar y de los más cruciales es la configuración de nuestro perfil. Recomendable echar el tiempo necesario en crear la base de nuestro perfil en estos primeros días y no distraernos con los cantos de sirena de noticias, grupos a los que unirse, contactos a los que invitar, etc, etc, etc…

Aunque el perfil NUNCA esté terminado y tengamos que estar actualizándolo periódicamente como la Sagrada Familia, tener la base hecha (foto, encabezado, extracto, trayectoria y educación) es fundamental antes de darnos nuestro primer baño en el mar de profesionales.

7 LinkedIn Profile Summaries That We Love (And How to Boost Your Own)

 

Esto nos llevará tiempo pero una vez hecho podremos dedicarnos a tareas más atractivas como es la venta de nuestra candidatura, de nuestros productos o servicios…

Qué hacemos aquí

Tener clara nuestra estrategia y lo QUÉ buscamos en Linkedin nos ayudará a ser más certeros en estos siguientes pasos. No puede ser lo mismo la estrategia de un profesional que coyunturalmente está buscando un nuevo empleo con respecto a otra persona que está emprendiendo un proyecto, o aquellas empresas que a través de Linkedin buscan posibles clientes. Parece lógico, ¿no?

Varios caminos, mismo objetivo

Podemos optar por una cuenta básica o una cuenta Premium. Es un debate interesante pero que se salda con la siguiente pregunta: ¿vamos a utilizar las herramientas que nos ofrecen?

Si ya habéis exprimido todas las opciones de una cuenta básica y no obtenéis resultados, podemos probar con una cuenta Premium. ¿Sabéis que se puede probar gratuitamente durante 1 mes?. Y si tampoco funciona, tal vez el problema no sea de Linkedin 🙂

Estas son algunas de las cuestiones a tener en cuenta en un desembarco o un uso esporádico de esta red social.

Gracias por estar ahí. Seguimos conectados 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *